Dirigida por Darren Aronofsky.

Solemos usar esta película para el trabajo que realizamos con adolescentes. Puede serviros como una herramienta sensibilizadora o por lo menos provocadora de debates y reflexiones interesantes.

Por si queréis indagar en el mundo de las drogas, tanto legales como ilegales, la película muestra a la perfección cómo evoluciona una adicción, desde los tiempos gloriosos hasta la decadencia.

Es una película moderna y atractiva, que se ocupa de enseñarnos la transformación de la vida a través de las drogas. La música y los efectos técnicos nos permitirán experimentarlo de primera mano.