Intervención con infancia y familia

Creer que el cambio es posible hace posible que el cambio se cree

Cuando ya no se nos ocurre qué mas hacer, cuando no encontramos la manera de salir de un problema que se repite una y otra vez, quizá una visión externa pueda darnos un poco de luz. Queremos acompañar a infancia, familia e instituciones a transitar el camino del cambio, que es el camino del crecimiento. ¿Podemos acompañarte?

INTERVENCIÓN CON INFANCIA Y FAMILIAS

“Antes tenía tres teorías sobre cómo educar a los hijos, y ningún hijo. Ahora tengo tres hijos y ninguna teoría.”

John Wilmot

Cuando en una familia surgen los problemas, sus miembros se ven ante una situación que puede enquistarse o ser desbordante. En estas ocasiones un apoyo externo puede beneficiar la generación de alternativas que permitan dar un salto hacia el crecimiento o puede ser la palanca que movilice a la familia hacia soluciones que ya sabían y que no tenían claro como llevar a cabo.

Qué hacemos

Realizamos intervenciones adaptadas a la situación en que se encuentra la familia o grupo de convivencia. Ante diferentes situaciones, tanto conflictos entre personas como problemas que se centran en una sóla, realizamos un proceso de intervención flexible dirigido a superar la crisis.

Para quién

Aquellas familias o grupos de convivencia que perciben la necesidad de una intervención o asesoramiento para superar situaciones conflictivas con uno o varios de sus miembros. Trabajamos con infancia, adolescencia y familia para superar el sufrimiento.

Crecer es ir asumiendo la “posibilidad de responder” (responsabilidad) ante lo que la vida nos presenta, e ir elaborando nuestra historia en una dirección que nos haga protagonistas de nuestro presente.

Cómo lo hacemos

Una primera entrevista nos conducirá a diseñar un proceso junto a los implicados. Acordaremos los objetivos a conseguir y las opciones de intervención. Algunas características importantes de nuestro trabajo son:

  • Flexibilidad: cada proceso se diseña y ajusta a cada caso, modificándose según la evolución.
  • Trabajo personalizado: la intervención se basa en la escucha de las personas implicadas dándole mucha importancia a las particularidades de cada uno y su momento madurativo.
  • Voluntariedad: trabajamos por la motivación para el cambio. Las personas son responsables de su proceso y por tanto es muy importante que lo protagonicen.
  • Modelo sistémico de la psicología: en nuestra base se encuentra esta perspectiva que sitúa la solución a los problemas en la implicación de todos los miembros posibles del “sistema” familiar o convivencial. Esta participación es una de las claves más importantes del cambio.

Tras una entrevista previa, el diseño del proceso puede incluir diferentes formatos, que pueden ser uno o varios de los siguientes:

  • Sesiones individuales con los miembros del sistema.
  • Sesiones conjuntas con la familia (o el sistema).
  • En algunos casos podrá solicitarse la implicación de otras personas importantes, como familia extensa.
  • Según la problemática que se esté tratando podrá solicitarse la implicación de otros contextos importantes como el escolar.
  • En ocasiones la intervención podrá combinarse con otros programas que realizamos como el de Ocio Terapéutico.

INTERVENCIÓN CON INSTITUCIONES

“El mejor medio para hacer buenos a los niños es hacerlos felices”

Oscar Wilde

Cuando la situación de un niño o niña requiere la entrada de las instituciones sociales, las medidas adoptadas para salvaguardar su integridad y proporcionarle un presente que garantice la construcción de su futuro puede implicar la vida en un centro residencial. Siendo este un mal menor, construir una convivencia amable en estos contextos en ocasiones es un reto difícil de alcanzar.

La forma en que nos relacionamos con las otras personas no deja de ser un reflejo de cómo nos relacionamos con nosotros mismos. Éste puede ser el punto de entrada para un cambio en la convivencia.

Qué hacemos

Proponemos el diseño y puesta en práctica de procesos de intervención con niños y adolescentes concretos que se encuentren viviendo en centros residenciales. Trabajamos por la elaboración de sus historias personales y la evolución de su proceso madurativo que pueda llevar a la reducción del nivel de conflicto en la convivencia.

Para quién

Especialmente dirigido a aquellas instituciones que se ocupan de la convivencia diaria de niños y niñas en situación de desamparo. Realizamos procesos terapéuticos dirigidos a generar cambios en su manera de relacionarse consigo mismos y con su entorno.

Cómo lo hacemos

Un primer contacto en el que valorar la situación permitirá el diseño de un proceso de intervención adaptado a los niños y niñas que lo requieran. Es de vital importancia disponer de la perspectiva e implicación de las personas que trabajan directamente con ellos. Conocer a los niños, vincular con ellos y obtener su voluntariedad para el trabajo serán los primeros pasos.

Las intervenciones pueden incluir:

  • Entrevistas individuales (ofrecemos la facilidad de realizarlas en el mismo centro residencial)
  • Sesiones de coordinación y orientación de equipos (¿quieres formación adaptada a tu equipo?)
  • En algunos casos, si es posible y siempre en coordinación con las instituciones, realizamos alguna sesión conjunta con la familia biológica de los niños.
  • Participación en otros programas que realizamos como el de Ocio Terapéutico.