Bergman, especialista en barracudas, esos casos devoraterapeutas que pasan de uno a otro sin conseguir un cambio, nos relata cómo conseguir no ser uno más ante el paciente a través del jiu-jitsu. Ofrece rituales terapéuticos que a él le han servido en su práctica, y algunas ideas sobre cómo manejarse en los casos más difíciles y resistentes al cambio. Una guía indispensable para trabajar con quien nadie puede, este libro nos ha aportado ideas frescas y algunas pistas para no ser absorbidos por los sistemas. El apasionante trabajo de ayudar a quien piensa que ya no hay quien le pueda ayudar a cambiar.