Aparte de ser los autores dos personas a las que merece la pena conocer cara a cara, este trabajo supone una guía estupenda para el trabajo en equipo.

Para todos aquellos que quieran aprender a dinamizar un equipo. Nos muestran un catálogo de herramientas muy útiles para coordinar un grupo y que subsanan muchos de los problemas derivados de ser muchos.

Además se analizan temas como el liderazgo, la participación, las minorías y la creatividad, que pueden arrojar mucha luz y darnos pistas para aprender a manejar estos temas, y para sacar todo el partido posible a un conjunto de cerebros.